La terrible vuelta al cole

No quiero que empiece el colegio. Los anuncios de la televisión me ponen la carne de gallina, tanto niño feliz saltando por el campo me parecen una estúpida metáfora, como si en clase les dejaran moverse libremente. Me produce urticaria ver las telas de tergal de los uniformes colgadas de las perchas en los centros comerciales y me duelen los pies al pensar que dentro de unos días la libertad de las chanclas será sustituida por los zapatones de colegial. Soy madre y no, no quiero que empiece el colegio.
Nunca me había sentido así. Recuerdo el mes de septiembre como el momento del reencuentro con los amigos, las sorpresas, los cambios de los chicos, el olor a papel nuevo, la ilusión por forrar los libros. Tras aquellos veranos interminables septiembre inexorablemente llegaba y con él la ilusión del nuevo curso.
Hoy he ido a llevar la solicitud de ayuda para el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo y, como soy muy blanda, he salido llorando del colegio. Al cruzar el umbral se ha apoderado de mi una tristeza enorme, un mal rollo que al final ha terminado por salir en en forma de lágrimas. ¡Qué le vamos a hacer! Me aterra la idea del nuevo curso.
Mi príncipe ha pasado todo el mes de julio trabajando, sin vacaciones, por la mañana de campamento y por las tardes con su pedagoga o su psicóloga, según el día. Además, las tardes que no tenía nada seguimos con el ritmo de lectura, escritura etcétera. Así que sus vacaciones se han restringido a las de cualquier trabajador español, el mes de agosto.
Los 15 primeros días estuvo con su padre, al que adora, y sé positivamente que no ha hecho nada de nada, salvo estar con él, que ya es mucho.

Decidí que la última quincena de agosto sería para nosotros y como la cosa no está para hacer excesos los hemos pasado en el pueblo de mi madre en Navarra (de ahí mi silencio estás dos semana, allí no me funciona ni el teléfono y es un ejercicio de desintoxicación increíble que recomiendo a todo el mundo). No estamos para pensar en abundancias, pero somos unos privilegiados, tener un pueblo donde volver en vacaciones es un lujo en el siglo XXI.
Estoy segura de que cuando crezca tendrá los mismos recuerdos que yo de aquellos veranos en las montañas: los recados mañaneros a la tienda, el bajar a la huerta a por tomates para comer, los baños en el río, los juegos con los primos sin vigilancia, volver a casa sin reloj, tan solo acompañado por el crepúsculo, las grandes aventuras en el bosque y por qué no, las excursiones y las visitas turísticas con mamá, la Yeya y los amigos.
Espero que todos estos ratos se queden marcados en un rincón de su memoria y desearía que fueran eternos. Es tan feliz que se ha quedado allí hasta el final de las vacaciones. En 24 horas, mi príncipe va a cambiar la libertad por la rutina escolar y el encorsetamiento. No puedo evitarlo, no quiero que empiece el colegio. Después de verle a su aire, como un cachorro, con esa cara de felicidad permanente, no quiero que le amarguen con deberes interminables, presiones de revalidas de tercero de primaria, ni nada que se le parezca. No quiero discutir con él, no quiero discutir con el colegio. Ya lo dice Oscar Gonzalez, que difícil es la relación entre la escuela y los padres. Yo solo quiero que sea buena persona y feliz.

18 Thoughts.

  1. jaja yo tampoco queria que comenzara el colegio por no ver la hipocresía del profesorado a principios del primer trimestre , explicar al detalle que la cosa del TDAH seguia alli como una lapa aun que a ellos les jodiera con perdon si les jodiera ,yo me pregunto , algunos que les maravilla ver a las madres sufridoras como aquello del un dos tres en la cabina esperando ver el regalo a lo sufrir sufrir es como estar sentada en la sala de espera esperando de nuevo la profe la orientadora , el pt la virgen y san josé eso si ya saben que es tdah que eres la madre coraje del siglo y siguen con la misma (no se como llamarle ) rutina , aburrimiento, clase , pedagogia , crees que es necesario llevarlo al cole ? y yo que si vuelvo a tener un hijo tdah (dios me libre que ya soy feliz con mi menopausia a flor de piel ) ni lo incribo en NINGUN centro escolar lo de homescooling te suena ? un consejo si conoces algun grupo metele ahi que seguro que se queda en el mejor metodo del mundo mundial , mi principe del tdah que cuenta ya con 18 mando a paseo a sus docentes queridos , a su orientadora del alma al equipo del cole de futbol donde el era el super portero y al carajo hasta su madre osease yo misma ahora se ha quedado con su padre al que tambien adora (solo ahora) y se ha ido a vivir con el tan pancho pasando de todo lo aprendido de su madre que lo pario del cole y de todo lo demas , enfin mucho animo te recuerdo la palabra HOMESCOOLING .. buscalos y si encuentras algo mejor , no le quitas las las de la libertad de aprender del rio de los tomates y el pueblo 🙂 abrazos mil

    • Conozco el Homescooling, pero en España todavía no es legal. De momento estaré ahí como la madre pesada y aprovecharé cada momento para apoyarle y enseñárle a mi manera lo que en el colegio le intenten meter de memorieta. Espero que tu príncipe haya encontrado el camino, ya sabes si dan con algo que les seduce son los mejores. Eso es lo que tenemos que ahcer ayudarles a encontrar su camino, luego ellos andarán solos y serán los mejores. Besos mil

  2. Te entiendo perfectamente por que a mi me pasa lo mismo, pero se fuerte y piensa unicamente en q tu hijo sea feliz y tu tambien. Nada es tan perfecto como nos hacen creer. Piensa en lo feliz q te sientes recibiendo una sonrisa de tu hijo y un abrazo. Eso es lo realmente importante.

  3. Que bien te expresas, en tus palabras nos vemos reflejadas muchas madres y padres. Utiliza ese dominio de la palabra, si puedes, para hacer un post para los profesores que este año tendrán nuestros niños para que se pongan en la piel de ellos. Gracias.

  4. Acabo de conocer tu blog y aquí estoy devorándolo como sino hubiera mañana.
    Yo acabo de dejar a mis niños en el colé y también tengo un príncipe TDAH de casi 9 años .
    Tengo la misma sensación ahora mismo , de vacío , tristeza y muchas cosas mas que me es muy difícil explicar.
    Aun recuerdo la semana pasada justo diciéndome mi príncipe que por favor lo dejara en casa una semana mas y finjieramos que estaba enfermo , que aun no se sentía preparado para alejarse de mi.
    ¿que le dices a esto? Intentas convencerlo de una cosa que tu tampoco quieres y mas sabiendo que allí no tiene apoyo ninguno conforme el es , mi hijo hace un esfuerzo sobre humano para sobrevivir en la jungla educativa y tiene que luchar como don Quijote pero no solo por sacar todo de la mejor manera sino para hacerse un hueco entre sus compañeros que habiendo haber sido los mismos desde el principio de su vida educativa en muchísimos momentos no se lo han echo pasar muy bien con ellos y donde mi hijo ni se encuentra y donde tampoco esta cómodo.
    Con esos problemas intentas llevar a tu hijo a un sitio donde tiene que estar por que si .
    No dejo de pensar en el , en como estará afrontando el primer día y si este curso sera mejor que el pasado , que si vendrá del colé nervioso tocando la violencia y si algunos días preso del pánico , tristeza y no se cuantas cosas mas llorara en la habitacion con mama llorando por dentro aun con mas fuerza por el dolor que mi príncipe esta sintiendo por dentro

    • La verdad es que crecer duele y a estos niños me da la sensación de que les duele un poco más, son muy especiales. No dejes de darle apoyo y sé una pesada en el colegio. Intenta establecer una relación fluida con los profesores y armate de paciencia. Es lo que intento hacer yo. Por lo menos ya ha conseguido integrarse socialmente y eso es un paso. Aqui estoy para lo que necesites. Mil gracias por tus palabras, igual que las mías te reconfortan a ti, las tuyas a mi me ayudan a no sentirme sola. Un beso

    • Mi hijo lo pasó mal en su cole y me pedía cambio, siempre hay alguno que la lía y se sentía no querido así que después de intentarlo una y otra vez para conseguir plaza, no había manera del cambio. Desistí pero en el último curso me enrabieté volví a intentarlo y me lo denegaron pero en el último momento apareció la luz me llamaron que tenía plaza que si quería sabiendo que lo arriesgaba todo. El cambio fue espectacular y gracias a una fabulosa maestra y lo que él puso de su parte fue un éxito del cual estoy orgullosa. Le doy gracias a Dios, le pido por todos estos niños y padres. Sobre todo por los docentes que nos ayude a hacer más felices a estos niños en la escuela y créanme que lo intentamos. Aunque de todo hay en la viña. Un feliz año escolar a todos!!! Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

      • Es muy duro ver como los niños no son felices en el colegio,he llegado a la conclusión de que no hay colegios buenos o malos, siempre estás en función del profesor que le toque y la relación que establezca con los niños. Hay profesores que se hacen inolvidables y que siempre los llevas en el corazón. Yo tengo a unos cuantos en el mio. ¡Feliz año escolar!

  5. Hola, tus palabras han sido exactas a lo que yo siento. Pero mi hijo tiene 14 años, y empieza 3eso . Tiene que recuperar 3 y empezar con nuevas asignaturas. Y lo veo tan negro. Le he quitado el móvil y a penas sale, aun asi. No lo veo motivado a estudiar la desgana se apodera de él. No no quiero que acabe el verano.

    • No soy quien para decir lo que tienes que hacer, pero como dice mi madre, con estos niños más se caza por la miel que con la hiel. Procura motivarle con cosas positivas, para que encuentre motivación, porque si no se motiva ya lo puedes sentar 5 horas en una mesa que no va a hacer nada. Mucha paciencia, amor y empatía, te digan lo que te digan. Besos

  6. Ni te imaginas lo mucho que te comprendo y suscribo cada una de tus palabras. Yo también soy madre de un niño de 9 años con TDAH y tengo el mismo pavor a comenzar este nuevo curso. Pero debemos y tenemos que ser fuertes por ellos que sin nuestro apoyo estarían perdidos. ANIMO!! 😉

    • Vengo de la primera tutoria y quiero pensar que este va a ser nuestro año. De momento estoy como él, ilusionada, con las pilas cargadas y con ganas de correr el maratón que acabamos de empezar. Gracias por tus palabras y mucho ánimo a ti también.

  7. como las entiendo .seriamos tan felices como madres en un sistema educativo q le den mas importancia a los estados emocionales al aprender haciendo al ser humano y su autoestima.no quiero empezar el año escolar ni uniforme .desde argentina abraxzos a todas las madres q tienen un hijo maravilloso tda

    • Gracias Patri por tus palabras de aliento. Yo estoy segura de que poco a poco la educación dará un giro y todo cambiará, ya hay iniciativas en las que se trabaja en las escuela la inteligencia emocional y nuevas formas de educar. Poco a poco. Nosotras seguiremos poniendo nuestro granito de arena. Abrazos desde el otro lado del charco.

  8. Como te entiendo. Mi hijo.mayor tdah y también está dentro del.espectro autista (TEA)tiene 12 años y me da pánico la vuelta al cole. Ya entramos en la ESO y es una jungla. No tiene,amigos y pocos,apoyos. Tocará ser más brava que nunca con calma y educación.

  9. Soy docente, mi hijo TDHA y curiosamente no tenemos ninguna gana que empiece el cole ¿ Por qué será? Os deseo a todos que dentro de estas dificultades seáis lo más felices posibles y que nuestros hijos y alumnos pasen un curso lo mejor posible porque sólo se vive una vez. Un abrazo y beso fuerte!!! Ánimo que se puede!!!

Deja un comentario