¡Gracias!

Gracias. Una de las palabras más bonitas del diccionario. Me siento abrumada y sólo puedo dar las gracias a esas más de 5.000 personas que se pasearon ayer por mi casa cibernética. Gracias también a El Mundo y al suplemento Zen por ofrecerme la oportunidad de dar visibilidad al TDAH. Se trata de un trastorno que no está exento de polémica y, a pesar de todo, me han dado la oportunidad de ofrecer al mundo mi punto de vista. Como digo siempre: “No voy a entrar en discusiones, yo sólo pretendo compartir mi día a día con un ser especial al que quiero más que a mi propia vida”.

mividaconuntdah_19Ayer 24 de enero de 2016, día del patrón de los periodistas, mi artículo fue leído por 55.000 lectores (según me chivan) y compartido por 4.328 personas de las que 47 de ellas dejaron sus pensamientos en la web de elmundo.es.

Estuve todo el día contestando comentarios en el blog, agradeciendo  las palabras de aliento, esas que consiguen que no te sientas sola, y disfrutando de muchos padres y madres que se atrevieron a compartir conmigo sus desvelos y sus triunfos.

Normalmente en el blog no suelo toparme con polémicas, el que se lanza a hablar conmigo suele pensar como yo, casi siempre tenemos algo en común.

Es cierto que no tuve fue la oportunidad de contestar a los comentarios realizados en zen.es. Desde aquí sólo quiero dar las gracias y respetar a los que no están de acuerdo conmigo. Ahora bien, entre ellos surgen dos o tres temas que me gustaría matizar. Leo a un par de padres ofendidos porque no hablo de ellos. ¡Señores, por supuestos que hay padres entregados y que luchan por sus hijos! En mi blog me han escrito varios. Claro que sí, sólo faltaría. Ahora bien, me gustaría recordarles que escribo de ‘mi vida con un TDAH’, la mía; de momento soy madre, no soy padre, no soy hermafrodita.

Para aquellos que se sientan atacados, escribo de mis vivencias y, señores, hasta lo que yo sé, ustedes no saben si soy madre soltera, separada, viuda o bisexual. Por favor dejen esa inquina para otro foro. Se trata de mi vida con mi príncipe. Por cierto, a los que consideran que el problema es llamarle mi príncipe, ya lo justifiqué en el primer párrafo, no quiero dar su nombre, lo conocen quienes me conocen. No creo que sea tan malo. El resto de los desacuerdos los entiendo todos, de hecho han pasado por mi cabeza. Como dije, tome una decisión, me he podido equivocar y si lo he hecho habrá sido con todo el amor del mundo. Nadie es perfecto. Los hijos vienen sin libro de instrucciones debajo del brazo. Como todos los padres y madres del mundo hago lo que cree que es mejor para él. No sé si acertaré, eso sólo el tiempo lo dirá. Lo único que tengo claro es que lo único importante y verdadero es aquello hecho por amor, cualquier tipo de amor.

Bueno me dejo de explicaciones que este post era para agradecer a todos aquellos que ayer me regalaron su tiempo y se pasaron por mi casa.

Un beso grande y nos seguimos viendo por aquí.

30 Thoughts.

  1. Que sorpresa no sentirse aislada con éste tema, comentarte que nosotros fuimos afortunados, pues a nuestro hijo supieron desde el colegio guiarnos extraordinariamente desde los 6 años, a los mejores especialistas de nuestra ciudad en Las Palmas de Gran Canaria, y leyendo tu blog, no me quiero imaginar que hubiera sido de nosotros sin estos grandes guías. En mi homenaje a Paloma Conde Guasch (directora del colegio Brains en Las Palmas), Mónica Guerra (una profesional terapeuta sin fisuras) y por supuesto Dña. Ana Figueroa (psiquiatra especialista en TDHA), y que tenemos la suerte de que trabaje aquí en Las Palmas. Mucho ánimo, ya que lo mejor estará por venir.

  2. Mila,
    Yo soy una madre que te he conocido gracias al artículo de ayer de El Mundo. Tengo un hijo de 10 años también con dificultades de aprendizaje, y estamos ahora en evaluaciones para ver si damos donde están sus dificultades y cómo podemos ayudarle. Quiero decirte que me ha ayudado mucho leer tu artículo y también tu blog, porque me ha abierto mucho los ojos. Siempre he pensado que tenía un problema de actitud, de falta de motivación, y leyendo lo que tu cuentas, he visto muchas cosas en común, y lo importante que es entenderles para poder ayudarles de verdad. Me quedo con la carta que escribes a los maestros en una entrada del blog, lo explicas y explones muy bien.
    Gracias!!!!!

    • No sabes cuanto me alegra poder ayudar a la gente. Si necesitas algo no dudes en escribirme. Aunque sólo sea desahogarte. Un beso grande. ¡Ánimo! Ya sabes mi lema, puedes hacer todo lo que te propongas, con esfuerzo y con cariño, pero se puede.

  3. Hola, cuando leí el articulo en el mundo, pase a devorar todos tus entradas. No suelo escribir en post, pero me sentí tan identificada y comprendida,… Ese viernes había tenido reunión con el tutor y me había vuelto a casa con un gran dolor de corazón…
    Mi hijo esta en 4º de la ESO, nunca ha repetido y solo dos años (1º y 3ª de la ESO) le quedaron asignaturas para septiembre. Pero las frustraciones para él son constantes, el tema de la baja autoestima se mezcla con la adolescencia (en su caso) y forman un coctel peligroso, y ademas no puedes obligarlo a tener clases particulares, ni con profesores, ni con psicólogas. Ahora mismo no quiere ir a ningún sitio.

    En mi caso siempre he sido yo la que ha estado con él estudiando, repasando, buscando mil y una maneras en que poderle reforzar ideas y conocimiento que se supone que tiene que tener (al menos a fecha del examen, ya que después lo damos por olvidado..) Soy yo la que se pasa el tiempo procesando toda la información y decidiendo día a día lo que se tiene que priorizar; pero todo esto con la edad no basta. Él necesita sentir que puede hacerlo sin apoyo de su madre, necesita ser independiente y triunfar como hacen sus compañeros. Y eso es algo muy duro de asumir, ya que por mucho que lo intenta siempre se estrella con algo y retrocedemos al inicio.
    Luego esta el comentario de los profesores que le consideran vago y dejado, ya que siempre se le olvida algo. Por mas que lo he suplicado son incapaces de enviarme los deberes o tutelar que los escribe en la agenda; los castigos por olvidarse son constantes pero lo único que hacen es aumentar su frustación, y su sentimiento de que es inferior a los demás.
    Al leer tus comentarios me he sentido tan identificada que no he podido resistirme a escribirte. Animo!!! esta es una carrera larga (el TDA no tiene cura), y de la que solo se aprende haciendo camino.
    Gracias por hacerme sentir acompañada y darme animo cuando estaba en un día negro.

    • Muchas gracias Mayte, espero que por lo menos mi hijo pueda llegar a tener estrategias para que el TDAH no sea un problema en su vida. Yo creo que sí se puede. Un besazo grande. Felicidades por lo conseguido.

  4. Hola.Me siento super identificada,tengo un nino de caso 11 años diagnosticado y podría escribir un libro,pero quería preguntarte si sabes de terapeutas especializados en tdah por la zona de Madrid carretera de la Coruña, Torrelodones más o menos.Hay pocos profesionales,psicólogos que sepan dar buenas terapias a estos niños.Mil gracias por compartir tu experiencia,ayuda a no sentirse sólo en esta lucha.Un beso

  5. Tengo una huja de 26 anos con Tdah. Ha cursado doble carrera en ingles en Suiza. Tuvimos que sacarla del sistema espanol de ensenanza. Fue muy duro, sobre todo en la adolescencia. Estos ninos son muy propensos a situaciones de riesgo por su impulsividad. Me alegro que por fin en Espana se tomen en serio este problema que afecta a un 5% de la poblacion y no se les margine como le paso a mi hija. Enhorabuena por tu labor y esperemos que en la escuela se adapten y logren sacor provecho de ninos que tienen una gran capacidad intelectual. Un problema que tuvimos fue la nula comprension de los otros padres, quejandose de mi hija: que molestaba, etc… Felicidades, sigue luchando por tu hijo y por los ninos que no tienen la suerte de tener una mama como tu

    • Como he contestado hace un rato, acabo de leer una entrada que me pone verde por el tratamiento y por las cosas a las que someto a mi hijo, así que tu comentario es un bálsamo de paz ahora mismo y un gran aliento para seguir en el camino. No puedo negar el dolor que me llega al corazón cuando me dicen esas cosas, sobre todo, porque: ¿por qué no van a tener razón? Puedo estar equivocada. Es una de mis mayores pesadillas. En fin que mil gracias. Ver el futuro me reafirma, a pesar de las dudas. Sé que mi hijo llegará donde el quiera llegar. Un beso.

  6. Hola Milagros!1Estoy en Brasil e increiblemente me llegó el contacto de tu blog a través de una comunidad de facebook de aqui, Neuroschola.Inmediatamente después de leer tu post, comencé a devorar tu blog!!
    Soy madre de un principe también, de 11 añitos, que tiene perdida auditiva y ese “algo más” que hasta ahora no se ha diagnosticado, pero andando los caminos de la web y la información,yo sé que es TDAH.
    Quería agradecer tu tiempo, tu generosidad en compartir esas vivencias tan personales, pero que tanto aportan a quienes estamos todavia, nadando a tientas en busca de una respuesta, cuando los profesionales se niegan a definirla.
    Por mi hijo tener pérdida auditiva, ellos consideran que “es normal” ciertas conductas…pero en todos estos años he conocido infinidad de niños sordos y sé que no es así.Yo estoy segura que es una comorbidad y casi con certeza sea TDAH.
    Estaré en contacto, siempre que posible y leyendo tus vivencias,para dar más luz a nuestro camino.
    Abrazo nuevamente y una vez más, gracias!!!

  7. Hola,ley tu artículo en el mundo y me eche a llorar. Me vi completamente reflejada en el. Tengo otro principe clavadito al tuyo. Tiene 10 años y estamos en esta lucha desde que tenía 3-4 años y la verdad que es una carrera de fondo, con dias buenos y otros malos. Hay días que me lo comería a besos y otros que no sé que haría con él. La verdad que es un alivio saber q hay gente con los mismos problemas que tú y con los q puedes compartir. Gracias por compartirlo y hacernos un poco más visibles.

  8. Hola! La verdad ea que me ha chocado muchisimo leer tu articulo, por el tratamiento al que sometes a tu hijo, pero sin duda lo peor ha sido ver el nombre de tu blog… Mividaconuntdah?????de verdad no encontraste otro nombre para tu blog? Un tdah?
    Mira bien el dibujo de la visita al museo, todo le Resulta inalcanzable. Demasiado fragil, debil, y vacio de sentido. Ha visto la monalisa, pero no ha entendido nada… Estais mal orientados, atrevete a dudar, aunque la lucha se te haga mas larga. Suerte

    • Hola María, te aseguro que he dudado mucho, más de lo que puedo reflejar con palabras en negro sobre blanco. Al final tomé una decisión, puede que me equivoque, no creas que no lo pienso. ¿Cual crees tú que sería la orientación mejor?
      Un beso

    • Maria, tu propuesta es Que se atreva a dudar????? Que te crees que hacemos TODOS LOS DIAS????
      Cada vez que le damos la maldita pastilla a nuestros hijos, dudamos, DUDAMOS!!! Vivimos en continua duda y si, tienes razón, para nuestros niños todo resulta inalcanzable, incluso lo mas sencillo, lo que para otro niño es rutina para un TDAH puede ser mision imposible!!!
      En fin, voy a hacer contigo lo mismo que hago con mi hija, “no me voy a enfadar”, “no levanto la voz”, “sigo tranquilo”…… si yo pierdo los nervios, su periodo de “nula colaboración” dura el doble!

      • Gracias Santiago, por lo menos me siento acompañada. Yo dudo todos los días y a todas horas, pero tampoco quiero entrar en polémicas. Los que convivimos con niños con TDAH sabemos que todo les parece un mundo y procuramos que vayan a su ritmo aunque la sociedad y el método educativo no los respete. En fin…. Mil gracias por estar ahí.

  9. Tiene 12 años, se acaba de ir llorando a su clase de reduerzo extraescolar, lleva trabajando desde las 8 de la mañana, paró a comer y son las 17:30 y aún le quedan dos horas de profesora particular. Es TDA, no es hiperactivo y posible niño con “altas capacidades” aunque eso no me quita el sueño, me lo quita, entre otras cosas, que ningún profesor le considere lo suficientemente “listo” como para perder 10 minutos al día con él, con la consecuencia de exámenes olvidados, notas de profesores sin entregar, agenda “desierta”… Es el tercer de tres hermanos, dos chicas y él, le descubrimos nosotros el TDA pq en el cole nadie notó nada raro, sólo es un vago y a veces muy mal educado, retaba a los profes y fue cuando nos llamaron para que aplicásemos mano dura. Yo también me alivié cuando me confirmaron con 10 años que era TDA aunque ahora llore al escribirlo, nadie de su entorno escolar nos ayuda, dicen que si se le hacen adaptaciones curriculares no titulará, ¡qué despropósito!, teniendo la capacidad tan alta que tiene.
    Llevo todo el día leyendo tu blog, lo necesitaba desde el domingo que te descubrí (bendito periódico) y te confieso que desde hace 12 años también le llamo mi príncipe (después de dos niñas llegó mi adorado príncipe) y sospecho que mi primera hija también sea TDA, pero ella, sólo se quedó con que era vaga y una mala estudiante, ni médicos ni ayudas, todo fue un eterno castigo (yo soy de las que castigan a todo, menos a parpadear y respirar), hoy es estudiante de magisterio, con muuuuucha dificultad, pero me consta que será la mejor esucadora y maestra del mundo, ella si que sabe lo que espera un alumno con dificultades de su maestro.
    Gracias, gracias y mil veces gracias por tus palabras, por regalarme tu alma, tus miedos, tus angustias y tus esperanzas, las mías son iguales.
    Sólo me queda preguntarte, por favor que me indiques las ayudas que pediste a principio de curso para niños con necesidades especiales.
    Tendría tanto que contarte que se me hace poco lo que te cuento, pero con reiterarte mis GRACIAS, me doy por conforme.
    Un abrazo Milagros!

  10. Buenas! He leído su artículo en el Mundo. Y la verdad me veía en la necesidad de decirle que se me han saltado las lágrimas leyéndolo. ¿Sabe por qué? Porque mi hermano tiene TDAH, como su hijo, y cuando he leído su artículo ha habido momentos que me parecía que lo estaba escribiendo mi madre. No sé que más decir. Darle las gracias por darle voz a todos los que directa o indirectamente sufrimos el TDAH. Y también darle las gracias por saber reflejar el amor de una madre a su hijo de esa manera, porque sé muy bien por todo lo que ha pasado mi madre por mi hermano y todo lo que ha pasado él. En fin, muchisimas gracias, necesitaba dejarle un comentario. Me llamo Javier y tengo 18 años. Un beso!

Deja un comentario